Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘alegría’

Cuando nIMG-20121106-WA0001acemos sabemos que lo que sentimos, es una maravillosa brújula que nos comunica con el mundo. Nos avisa de lo que necesitamos, lo que marcha mal y hay que cambiar, lo que nos gusta, trasmite lo que somos, etc.

Pero con el tiempo y en un mundo donde no todas las reglas están dirigidas al desarrollo, aprendemos a ir reprimiendo y dejando de escuchar lo que sentimos, cuando lo que recibimos a cambio es una negativa y sobre todo un rechazo. Y empezamos entonces a dudar de nuestra brújula para pertenecer, para sentirnos parte. Y llegamos a pensar que vinimos “con defecto de fábrica” y que realmente no sabemos lo que es bueno para nosotros. Porque necesitamos cuando somos niñ@s de una autoridad,  alguien que nos proteja y que por tanto, debe saber mejor que nosotr@s lo que necesitamos.

Y así comienza poco a poco la represión muchas veces de esos sentimientos que un día supimos necesarios y que ahora se convierten muchas veces en causa de nuestros miedos. Sobre todo aquellos que esta sociedad, tan alejada a veces de la Vida, rechaza como negativos.

Aprendemos el arte de enmascararlos, de sentirnos culpables por tenerlos y nos esforzamos cada día por mantenerlos ocultos y sacar a la luz sólo aquellos que el exterior demanda. Porque recordamos con dolor que muchas veces el precio es alto y castigaron nuestra verdad con el rechazo.

Es necesario volver a escuchar lo que sentimos. Permitirnos todas las emociones. Aceptarlas y vivirlas para ver qué nos cuentan y transformarlas en acciones. Están ahí para ello. Ninguna emoción es mala aunque algunas, socialmente, no están bien vistas.

En muchos entornos, en mi opinión desde una falsa espiritualidad, se niegan emociones como la ira o la tristeza. Parece que tenemos que estar todo el día con una sonrisa “pintada” o no estamos “conectados”. Yo creo que no, y en mi experiencia esa “falsa felicidad” suele esconder una represión de lo que sentimos.

Otra cosa es la serenidad. Esa que aparece cuando aceptamos cada una de nuestras emociones sin juzgarlas, escuchando que nos cuentan sobre nosotr@s y el mundo que nos rodea. Y aunque esto so siempre es fácil, creo que es la única manera de crecer y transformarnos.

Con las emociones sucede algo curioso, cuánto más intentemos reprimir una emoción negativa, más se mantendrá en el tiempo. Porque está ahí para avisarnos que algo marcha mal y necesita un cambio, Ya sea en nuestro interior o en el mundo que nos rodea. La rabia suele avisarnos de algo injusto y la tristeza muchas veces es un indicador de que nos falta alimento, que hemos dejado de crear y ser quien somos.

Estoy cansada de ver  personas “etiquetadas” y “medicadas” para ocultar esas emociones que si se permitieran vivir y tratar de otra forma,  les mostrarían el camino de vuelta a casa, a la serenidad y a las ganas de vivir que da el volver a coger las riendas. Volvamos a escuchar nuestra “brújula” porque nos lleva a donde queremos ir.

Y aceptemos como punto de partida, que nos cuesta aceptar lo que sentimos porque un día nos dijeron que no era bueno. Desaprendamos las normas que nos limitan como regalo a la siguiente generación.  Asumamos el reto de aceptar y vivir ese maravilloso abanico de emociones. Como compañeras de viaje que nos susurran el camino a seguir y  los callejones sin salida. Permitámonos sentir para no dejar de Ser.

http://www.victoriaembid.com

 

 

 

 

 

Read Full Post »