Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Sin categoría’ Category

Nunca quise ser princesa

y aquella brillante corona,

se me antojaba de espinas.

 

Odiaba los vestiditos

porque con ellos tenías

que cruzar las piernas.

 

Y andaba orgullosa y feliz

con las heriditas rojas

que los juegos dejaban

en mis rodillas.

 

Pero de tanto escuchar

que las niñas no pueden

odiar el rosa,

o aburrirse jugando

con sus pies parados

entre una goma,

acabé decidiendo

jugar al “escondiéndome”

para encontrar abrazos.

 

Tragarme las ideas,

cerrar la boca

y cruzar las piernas.

Pedir a los reyes

el disfraz de princesa,

y tragarme las ganas

de jugar y exponer.

 

Y de tanto esconderme

olvidé mi nombre

y el recuerdo,

de las marquitas en las rodillas

y la risa a carcajadas.

 

Hasta que un buen día,

Fue el regreso de aquella niña

y no un príncipe encantado,

quien me rescató de la torre

en la que tanto miedo

me había encerrado.

 

Y vomité los silencios,

y la rabia contenida

de haber nacido niña,

para darme el permiso

de habitarme orgullosa,

en mi forma única

de ser mujer.

 

 

 

 

 

 

Read Full Post »

Rescaimagestando gotas de Memoria
respiraciones de alientos perdidos
miradas profundas arañando
la superficie vacía
de un mundo
tan ajeno como extraño.
Abrazando a aquella niña
que cerraba a veces los ojos
para ver
que callaba para contar.
Orgullosa de sus sueños
y sus desvelos.
Aceptando sus pasos y paradas
Sus idas y venidas
sus callejones tantas veces
sin salida.
Y agradeciendo sobre todo
su permiso
para volver a ese cuarto
tan oscuro
y dejarme abrir poquito a poco
las ventanas
sacudir el polvo acumulado
y recuperar la risa y su memoria
las certezas de otro mundo
como propio,
donde no hay ganadores
ni vencidos
y lo grande y lo pequeño
es lo mismo.
Y en el que el amor y el latido
es la arcilla
que construye y genera
la Vida deseada.
Susúrrame pequeña al oído
los monstruos que pueblan
tu armario
y los paisajes que siempre
pintaste en sueños
Yo te contaré cada día
nuevas historias
de miedos vencidos
donde los viejos monstruos
se convierten en amigos.
Respira hondo, juega libre
a Corazón abierto y como Eres
Ríe, llora, enfádate
pero no te creas la mentira
de los espejos vacíos.
Nada más bello y vivo
que la Verdad de tu mirada,
y la que cuentan
tus silencios.
Yo seré tu Voz
cuando te cueste
y tu mi guía
cuando me despiste.
Jugando, riendo, llorando
pero siempre siempre
Respirando, latiendo,

Siendo…

Recreando…
aaaaaa

Read Full Post »

552740_381429251913005_84121051_nHay un lugar desde el que descubres tu verdadera naturaleza. Un lugar donde recuerdas que siempre creaste en realidad tu propia vida.  Allí, en tu centro, se encuentra el manantial de tu Fuerza Creativa. Un manantial que se genera mucho más allá de donde tu mente alcanza. Justo donde la mente desaparece para dar paso a la Fuente. Porque eres gota y mar al mismo tiempo, ese es el juego a recordar.

Nos pasamos la vida mirando hacia otro lado tratando de buscar las respuestas. Culpando al exterior de lo que nos ocurre aquí dentro.  A las circunstancias, al pasado, al otro… Y así crecemos sintiéndonos como forasteros de nuestro mundo. Protegiéndonos de ese entorno al que tantas veces responsabilizamos de robarnos nuestros sueños y de frustrar nuestras esperanzas.

Pero no es real. Incluso en las ocasiones donde hay otra persona involucrada, en esas relaciones y situaciones que se repiten y nos hacen infelices, la pregunta que nos lleva a la respuesta no es por qué el otro hace o deja de hacer aquello, sino la contraria. Qué de mi está haciendo posible esa situación. Qué debo aprender de esto. Y como por arte de magia, empezamos a acceder a un maravilloso “mapa de carreteras” que nos llevará poco a poco “de vuelta a casa”. A recordar quiénes somos, cuál es el juego y qué vinimos a prender en él.

Y con esa certeza, empezamos a aceptar todas esas partes desordenadas de nuestro puzle sin culparnos ni responsabilizar al otro. Porque la jugada maestra para ganar este juego es la ficha sagrada de la responsabilidad. Es ella quien nos devolverá la libertad y el acceso a ese maravilloso manantial de nuestra Fuerza Creativa del que beber para encaminar nuestros pasos hacia el desarrollo. El nuestro y el de todos.

Porque desde ahí no hay tú ni yo realmente, tan sólo somos actores desempeñando un papel, en esta maravillosa obra colectiva. Porque al regresar a la Fuente recordamos que formamos parte y somos Uno. Y que cada pieza encaja y está ahí para dar forma al conjunto.

Así que de forma inconsciente, muchas de esas personas que nos ponemos en el camino están para mostrar qué trabajarnos, nos traen entre sus brazos la oportunidad de mirar hacia dentro y transformar. Nos hacen en ocasiones de espejo en el que mirar esas sombritas propias que tan poco nos gustan. Y si en lugar de enfadarnos y sentirnos heridos o culpar,  observásemos desde el corazón, nos daríamos cuenta de que esa persona porta una vela para iluminar esas sombras.

Pero no nos enseñaron que la luz y la sombra forman parte de esta historia. Cuando aprendemos a aceptarlas simplemente se van transformando en luz. Porque están ahí para mostrarnos dónde hay un trabajo por hacer para volver a Ser Quien Somos. Son regalos que nos muestran ese camino de vuelta a casa. En realidad sólo existe la luz y la sombra, tan sólo es su ausencia.  El problema es que desde niños nos enseñaron a negar  nuestras sombras y las del otro y con ello, rechazamos una de las maneras que tenemos de aprender: el error. Y este forma parte del ser humano nos guste o no. Y sin él, no hay aprendizaje ni desarrollo. No en este tablero en el que “jugamos”.

Permitamos a nuestro niño Jugar, equivocarse, aceptar, compartir… Vivir desde el amor para vencer el miedo y aceptar las sombras como parte de la partida. Entonces desplegará todas esas herramientas maravillosas con las que empezó un día en la casilla de salida. Descubriendo así  que en su interior, esta toda la fuerza creativa que necesita para llegar a la meta. Y que en este juego maravilloso, todos ganamos cuando recordamos que Somos Uno.

Victoria Embid

Read Full Post »

PENTAX ImageEn Medicina Tradicional China en cada estación está activa  la energía de un órgano. En primavera es el momento del hígado,  que rige el sistema locomotor, su víscera es la vesícula biliar, su sentido la vista, su estructura los tendones y las uñas.

La emoción del hígado es la ira,  su sonido el grito, su color el verde, y el sabor ácido. Su excreción son las lágrimas y su clima el viento.

El hígado como sistema, no únicamente el órgano, controla el drenaje. Así, favorece la digestión, la asimilación física y emocional, ayuda a la buena circulación de la sangre y de la energía, además de regular las actividades mentales y emocionales.

Cuando la energía de la primavera fluye en nuestro organismo, en nuestra vida, hay flexibilidad, tanto física como emocional. Los tendones se mueven con flexibilidad y las emociones están en paz. Cuando esto no ocurre podemos tener contracturas, rabia en exceso, depresión…

La energía del Hígado es muy expansiva, muy yang y tiende al exceso. Asciende en todas direcciones, por lo que es muy importante que no encuentre obstáculos en su camino para que fluya en armonía.

El elemento madera tiene la propiedad del crecimiento, la flexibilidad, es el impulso vital, el movimiento libre, y todo ello se ve reflejado en el Hígado.

Según la MTC (Medicina Tradicional China) hay una relación mutua entre los órganos y las emociones. Cuando estas emociones son intensas y se prolongan en el tiempo, provocan un desequilibrio energético que a la larga afectará al órgano relacionado. Del mismo modo, cuando ese órgano en cuestión esté funcionando mal desencadenará un desequilibrio emocional particular.

El Hígado es un regulador de las emociones. La emoción relacionada con el Hígado es la ira, que en exceso le dañará, pero también el estancamiento, la frustración, por eso tenemos que aprender a comunicarnos, expresar lo que sentimos con cariño, pero expresarnos, para no acabar estallando.

Los problemas del hígado a menudo conducen a trastornos como depresión, irritabilidad, dolor en el hipocondrio, suspiros involuntarios, sensación de globo histérico en la garganta, menstruación irregular, etc. Estas manifestaciones ocurren debido a que el hígado falla en su función de mantener el libre flujo del Qi (Energía).

Aunque en este mundo loco que vivimos lo olvidamos, Somos Naturaleza, formamos parte y compartimos sus ciclos. Y la primavera es momento de renacimiento, de brotar. De renacer tras el recogimiento del invierno. El elemento madera al que pertenece esta estación, es el encargado de generar proyectos, de imaginar, del inconsciente, de los sueños y deseos. Es el momento de dar rienda suelta a la fuerza creadora, de elaborar  estrategias y tomar el impulso para emprender las acciones necesarias que darán lugar a la realización de nuestros sueños.

Hemos almacenado la energía necesaria durante el invierno, ahora es hora de dejar que esa energía se expanda y como los árboles, comenzar la floración. Permitir que brote nuestra fuerza creativa. Imaginar los cambios que queremos en nuestras vidas y encontrar la manera de realizarlos. Si bloqueamos esa fuerza creativa de nuestro Hígado, nuestra vesícula biliar se resentirá ante la falta de decisiones.

Es hora también de depurarnos tanto física como mental y emocionalmente. De decidir cuánta de esa energía almacenada durante el invierno hay que conservar y qué parte de ella es hora de dejar atrás porque limita nuestro renacimiento. Sería como “quitar las malas hierbas” para que de nuestras ramas surjan brotes nuevos, renovados.

Si no lo hacemos, síntomas como las alergias o los estados depresivos vendrán a visitarnos en primavera. En este mágico momento donde todo germina a nuestro alrededor. No temamos lo nuevo porque Somos Naturaleza y la energía nos empuja a renovar. Y nuestro ser en busca del equilibrio nos lo recordará repudiando el renacimiento mediante una alergia, o recordándonos mediante la depresión, que nuestra energía creativa y de crecimiento está estancada.

Abracemos la primavera y disfrutemos de la energía que nos trae. Dancemos con esa explosión de energía que nos brinda. Desde la alegría, la ilusión, el crecimiento…

Victoria Embid Ogando

 

 

Read Full Post »

Este blog nace de la necesidad de compartir experiencias, ideas y emociones con vosotros. Desde el corazón y mi propia vivencia. Porque personalmente creo que al final lo que  nos sirve es lo experimentado, lo que vivimos cada día.

Hace ya muchos años descubrí algo que cambió mi vida por completo. Y sobre esa base procuro caminar cada día con más o menos acierto pero siempre en el intento.  Entendí que podemos vivir en modo “supervivencia” o Vivir Conscientes. Y comprendí que es este último,  el único modo de Vivir con mayúsculas. Desde nuestra verdad, desde lo que realmente Somos más allá del personaje que un día creamos para “sobrevivir”. 

Emprendemos entonces el viaje “de vuelta a casa” para reencontrarnos con nosotros mismos, y es ahí donde comenzamos a Despertar, porque desde la Conciencia están disponibles todas nuestras capacidades,  acurrucadas bajo tantos miedos. Y desde ahí Somos Uno y la mentira de la separación desaparece.  Recuperando así el Arte de vivir despiertos,  en medio de tanta “adormidera”  familiar, cultural y social que nos mantiene repitiendo,  esquemas de dolor y miedo,  que nos alejan tanto de nosotros mismos,  como del mundo del que formamos parte.

Es un camino que se recorre a cada paso, con cada aliento. Que nos transforma de secundarios en  protagonistas en este maravilloso escenario que es nuestra vida.  Nosdevuelve el papel de creadores que siempre tuvimos y con él, la capacidad de elegir y la libertad recobrada de Ser Quien Somos, que nos permite disfrutar el regalo maravilloso de la Vida. Una vida que tan sólo nos pide que disfrutemos del regalo. Que lo cuidemos para nosotros y para los que vienen detrás. Desde el amor y el desarrollo para todos.

Todo lo que aparezca en este blog tendrá un pedacito de alma, de Conciencia. Ya sea un comentario de un libro o cualquier cosa.

Este es para mi el Arte de vivir despiertos que trato de compartir y que creo tan necesario en estos tiempos. De vuelta a Casa. De regreso a tu paisaje en el que existe la magia y el sueño y hasta el miedo puede transformarse de oruga en mariposa.

              Tan sólo… Ser.

                        Recordar…

                                  Formar parte…

Read Full Post »