Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Citas despiertas’ Category

worldhands_logo“Cuando una mujer de cierta tribu de África descubre que está embarazada, se va a la selva con otras mujeres y juntas rezan y meditan hasta que aparece la “canción de la nueva criatura”.

Cuando nace el bebe, la comunidad se junta y le cantan su canción.

Luego, cuando el niño comienza su educación, el pueblo se junta y le cantan su canción.

Cuando se convierte en adulto, la gente se junta nuevamente y canta.

Cuando llega el momento de su casamiento la persona escucha su canción.

Finalmente, cuando su alma está por irse de este mundo, la familia y los amigos se aproximan y, al igual que en su nacimiento, cantan su canción para acompañarlo en el “viaje”.

En esta tribu de África hay otra ocasión en la cual se canta la canción. Si en algún momento de su vida la persona comete un gran error o hace daño, lo llevan al centro del poblado y la gente de la comunidad forma un círculo a su alrededor. Entonces le cantan su canción.

La tribu reconoce que la corrección de las conductas dañinas no es el castigo; Es el amor y el afianzamiento de su verdadera identidad. Cuando reconocemos nuestra propia canción ya no tenemos deseos ni necesidad de perjudicar a nadie.

Tus amigos conocen “tu canción” y la cantan cuando tu la olvidas.

Aquellos que te aman no pueden ser engañados por los errores que cometes o las oscuras imágenes que muestras a los demás. Ellos recuerdan tu belleza cuando te sientes feo; tu integridad cuando estás quebrado; tu inocencia cuando te sientes culpable y tu propósito cuando estás confuso.“

Anónimo

Nuestra esencia,  permanece siempre intacta. Y el amor es la llave que accede a ella.

Anuncios

Read Full Post »

dibuRecobrar  la capacidad de asombro, de sorpresa,

de dejarnos sorprender por la vida y sus momentos.

Recuperar la mirada limpia e inquieta

como cuando éramos niños.

Donde sólo existía  el aquí y ahora,

el  instante irrepetible dispuesto para lo inédito .

Donde un olor, un color o un sentimiento

bastaban para conjurar nuestros sentidos a la gran fiesta.

Reescribir el cuento cada día,

dejar espacio libre entre tanta certeza incierta,

entre tanto juicio que ni tan siquiera a veces nos pertenece…

Volver a creer en la magia para crearla,

dar rienda suelta a nuestro Instinto y que nos guíe

por los caminos que queremos recorrer y no los otros.

Desear como un niño sus anhelos,

ir a por ellos sin aceptar un no como respuesta.

Recuperar la mirada viva que nos reúne

con toda la Belleza de la que somos parte.

Para quitarnos las gafas que confundieron

la sociedad con la Vida, el suelo con la Tierra,

la Abundancia con el dinero…

Permitamos que el asombro nos despierte

del  letargo de los miedos,  

de tanta  rutina de “noes”  que nos roba el alimento.

Preguntemos a nuestro niño la reglas del Juego.

Tan sólo hay que recordarlas, siguen  intactas.

Dejémonos sorprender por el instante,

soplemos las nubes para que el sol recupere su espacio,

saquemos la lengua a la tristeza hasta que muera de risa.

Pongamos el Corazón en el timón y disfrutemos del viaje

y a los piratas de miedo que amenazan abordarnos,

cañonazos de ilusión y ganas de seguir Jugando,

      Viviendo…

             Asombrándonos…

 

Victoria Embid

www.victoriaembid.com

Read Full Post »

Sin Voz

Sin Voz era un misterio para la Gente de la Medicina de su Tribu. No había hablado nunca. Los largos años de silencio habían convencido a su familia de que nunca diría una palabra. La niña oía y se podía comunicar por señales, pero todos habían perdido la esperanza de que llegara a cantar o alzar su voz en acción de gracias durante la Ceremonia.

Era cierto que la niñez de Sin Voz había sido extraña. Había nacido bajo unos sauces donde su madre había ido a dar a luz. Las primeras horas de su joven vida estaban cargadas de sucesos horribles ya que el campamento de su Tribu había sido atacado por un enemigo. El padre de Sin Voz las halló y las protegió, perdiendo su vida en el suceso.

Un día, en su séptimo invierno de vida, Sin Voz se puso enferma. Había comido algo malo y tenía náuseas. Avisaron al Hombre de la Medicina. Cuando Sin Voz sintió que su estómago se convulsionaba, pasó algo curioso: algunos sonidos salieron de la comida podrida. Salieron más sonidos de ella mientras los estupefactos miembros de su familia oían los lamentos de personas heridas y temerosas. El Hombre Sagrado sonrió, mientras explicaba que cuando era una recién nacida había ahogado sus sonidos, sabiendo que si lloraba, ella y su madre morirían. El dolor de estómago le había permitido vomitar su miedo y sanar. Sin Voz recibió un nombre nuevo al recobrar el don del habla: ahora se llamaba Sin Miedo.

Anónimo

Read Full Post »

Los dos lobos

  Un viejo  de una tribu estaba teniendo una charla con sus nietos acerca de la vida. Él les dijo:

-Una gran pelea está ocurriendo dentro de mí… ¡es entre dos lobos!

Uno de los lobos es maldad, temor, ira, envidia, dolor,  avaricia, culpa, resentimiento, inferioridad, mentiras, orgullo, egolatría, competencia, superioridad.

El otro es Bondad, Alegría, Paz, Amor, Esperanza, Serenidad, Humildad,   Dulzura, Generosidad, Benevolencia, Amistad, Empatía, Verdad, Compasión   y Fe.

Esta misma pelea está ocurriendo dentro de vosotros y dentro de  todos  los seres de la Tierra.-

Lo pensaron por un minuto y uno de los niños le preguntó a su  abuelo:

-Y cuál de los lobos crees que ganará?-

El  viejo respondió, simplemente…

-El que más alimentes.-

Read Full Post »

Read Full Post »

Sueños intactos

Mis sueños intactos me ayudan a vivir despierta…

 

Read Full Post »