Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Arte Despierto’ Category

Nunca quise ser princesa

y aquella brillante corona,

se me antojaba de espinas.

 

Odiaba los vestiditos

porque con ellos tenías

que cruzar las piernas.

 

Y andaba orgullosa y feliz

con las heriditas rojas

que los juegos dejaban

en mis rodillas.

 

Pero de tanto escuchar

que las niñas no pueden

odiar el rosa,

o aburrirse jugando

con sus pies parados

entre una goma,

acabé decidiendo

jugar al “escondiéndome”

para encontrar abrazos.

 

Tragarme las ideas,

cerrar la boca

y cruzar las piernas.

Pedir a los reyes

el disfraz de princesa,

y tragarme las ganas

de jugar y exponer.

 

Y de tanto esconderme

olvidé mi nombre

y el recuerdo,

de las marquitas en las rodillas

y la risa a carcajadas.

 

Hasta que un buen día,

Fue el regreso de aquella niña

y no un príncipe encantado,

quien me rescató de la torre

en la que tanto miedo

me había encerrado.

 

Y vomité los silencios,

y la rabia contenida

de haber nacido niña,

para darme el permiso

de habitarme orgullosa,

en mi forma única

de ser mujer.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Read Full Post »

Rescaimagestando gotas de Memoria
respiraciones de alientos perdidos
miradas profundas arañando
la superficie vacía
de un mundo
tan ajeno como extraño.
Abrazando a aquella niña
que cerraba a veces los ojos
para ver
que callaba para contar.
Orgullosa de sus sueños
y sus desvelos.
Aceptando sus pasos y paradas
Sus idas y venidas
sus callejones tantas veces
sin salida.
Y agradeciendo sobre todo
su permiso
para volver a ese cuarto
tan oscuro
y dejarme abrir poquito a poco
las ventanas
sacudir el polvo acumulado
y recuperar la risa y su memoria
las certezas de otro mundo
como propio,
donde no hay ganadores
ni vencidos
y lo grande y lo pequeño
es lo mismo.
Y en el que el amor y el latido
es la arcilla
que construye y genera
la Vida deseada.
Susúrrame pequeña al oído
los monstruos que pueblan
tu armario
y los paisajes que siempre
pintaste en sueños
Yo te contaré cada día
nuevas historias
de miedos vencidos
donde los viejos monstruos
se convierten en amigos.
Respira hondo, juega libre
a Corazón abierto y como Eres
Ríe, llora, enfádate
pero no te creas la mentira
de los espejos vacíos.
Nada más bello y vivo
que la Verdad de tu mirada,
y la que cuentan
tus silencios.
Yo seré tu Voz
cuando te cueste
y tu mi guía
cuando me despiste.
Jugando, riendo, llorando
pero siempre siempre
Respirando, latiendo,

Siendo…

Recreando…
aaaaaa

Read Full Post »

worldhands_logo“Cuando una mujer de cierta tribu de África descubre que está embarazada, se va a la selva con otras mujeres y juntas rezan y meditan hasta que aparece la “canción de la nueva criatura”.

Cuando nace el bebe, la comunidad se junta y le cantan su canción.

Luego, cuando el niño comienza su educación, el pueblo se junta y le cantan su canción.

Cuando se convierte en adulto, la gente se junta nuevamente y canta.

Cuando llega el momento de su casamiento la persona escucha su canción.

Finalmente, cuando su alma está por irse de este mundo, la familia y los amigos se aproximan y, al igual que en su nacimiento, cantan su canción para acompañarlo en el “viaje”.

En esta tribu de África hay otra ocasión en la cual se canta la canción. Si en algún momento de su vida la persona comete un gran error o hace daño, lo llevan al centro del poblado y la gente de la comunidad forma un círculo a su alrededor. Entonces le cantan su canción.

La tribu reconoce que la corrección de las conductas dañinas no es el castigo; Es el amor y el afianzamiento de su verdadera identidad. Cuando reconocemos nuestra propia canción ya no tenemos deseos ni necesidad de perjudicar a nadie.

Tus amigos conocen “tu canción” y la cantan cuando tu la olvidas.

Aquellos que te aman no pueden ser engañados por los errores que cometes o las oscuras imágenes que muestras a los demás. Ellos recuerdan tu belleza cuando te sientes feo; tu integridad cuando estás quebrado; tu inocencia cuando te sientes culpable y tu propósito cuando estás confuso.“

Anónimo

Nuestra esencia,  permanece siempre intacta. Y el amor es la llave que accede a ella.

Read Full Post »

Tiempo de soñar

Bonito montaje que he encontrado en Internet con las palabras de un maestro en mi opiniòn en el Arte que yo llamo despierto, ese que habla de la Vida y los seres que la pueblan, el arte que nos invita a Despertar, en este caso, desde nuestro derecho y yo dirìa responsabilidad de seguir soñando. Para empujar el mañana que queremos. Desde el presente.

Read Full Post »

De entre las ruinas  

me  llegan cimientos.

De las mentiras,

verdades ayer calladas,

intentos que  se frustraban  

antes de  echar a andar.

 

Arcilla, barro, esperanza,

mezclado con miedo y agua. 

Vivimos  tiempos convulsos

de marejada a fuerte marejada.

 

Y el mareo a veces viene

sin avisar. 

Pero imagino este barco

si no tomase el timón,

si dejara que los miedos,

que los vientos de estos tiempos,

subieran a mi cubierta

Al grito de ¡Al abordaje!

 

 Ante el silencio,  la voz,

 ante el poder sin conciencia,

 rodillas intactas de corazón.

 Ante lo injusto lo digno

 y el paso firme y flexible

 hacia nuestros sueños

 para que dejen de serlo.

 

Mirada limpia para el camino

capaz de convertir en piedra,

a los encantadores de serpientes

que pueblan las esquinas

de nuestras mañanas.

 

Oídos sordos a palabras necias,

a mensajes vacíos

cargados de impotencia. 

Escucha tu sonido,  está esperando

allí en tu centro,

a que  los miedos guarden silencio.

 

Escucha la vida que habla en susurros

con cada respiro, cada latido

nos devuelve a casa,

reencontrándonos.

Mostrando el camino

para estos tiempos convulsos

de marejada a fuerte marejada.

 

Las sombras sólo son

ausencia de luz,

no existen por si mismas.

Esta es la clave para combatirlas.

 

Ante el silencio,  la voz, 

ante el poder sin conciencia,

rodillas intactas de corazón.

 

Cuando aparezca el miedo,  más ilusión.

Despereza la conciencia y dale las riendas,

ella conoce el camino y nos devuelve  amorosa

arcilla en nuestras manos.

 

Victoria Embid

Read Full Post »

El Canto de los pájaros

Se cuenta que hubo una niña llamada Myo que vivía en la cima de una montaña, cerca de un gran templo budista. Un día Myo escuchó la charla de un monje llamado Zenji y le extrañó mucho lo que decía. Zenji hablaba de cómo escuchar el canto de los pájaros. “Qué raro, pensó Myo, cualquier puede oír el canto de los pájaros”. “¿Verdaderamente oyen el canto de los pájaros?”, decía Zenji. “Es necesario que se pregunten: ¿quién escucha?” Es necesario buscar el lugar de escuchar: “¿Desde donde se escucha verdaderamente el canto de los pájaros?”

Myo quedó asombrada: ¿dónde estará ese lugar donde se puede verdaderamente escuchar a los pájaros? ¿Dónde hallar el lugar de escuchar del que Zenji estaba hablando? Entonces decidió que buscaría por sí misma ese lugar y desde entonces se mantuvo muy atenta a todos los sonidos que le rodeaban, especialmente al de los tordos, las palomas y los gorriones que abundaban por el lugar. Pero no lograba encontrar la respuesta.

Quizás está en el templo pensó un día y se quedó mucho rato escuchando en el jardín de los monjes, hasta que apareció Zenji y se quedó a su lado acompañándole. Myo escuchó con tanta atención que hasta se olvidó de que estaba buscando el lugar de escuchar, y de pronto se sintió feliz al oir la respiración de Zenji acompasada a la suya. Entonces el gong se dejó oír, era la hora de cenar. Los dos rieron sorprendidos y cuando se despidieron Zenji le susurró al oído: “El lugar de escuchar se encuentra allí donde tú estás, allí desde donde puedes escuchar el latido de tu corazón y el latido de la vida de la que formas parte”.

ANÓNIMO

Sólo desde ahí, desde el Corazón,  podemos sentir como nuestro latido se vuelve uno con la vida de la que formamos parte. Basta dejarse, permitirse, tan sólo ser. Abandonarse a esa “marea universal” en la que somos a la vez, gota y mar. Ese maravilloso no lugar donde el tiempo y el espacio desaparecen engullidos por la serenidad sin límites de la Unidad. Desde el que podemos reirnos de la palabra soledad porque ahí descubrimos que no existe. Y desde ese lugar de restauración podemos compartirnos sabiéndonos también el otro…

Victoria Embid

Read Full Post »

Aunque lo puse mil veces en varios sitios. Ahí va de nuevo, por si algún despistad@ no lo ha visto aún.

Belleza en estado puro. Sobre todo porque aunque el corto es ficción el protagonista es real. Buscad información sobre él. Todo un ejemplo y lleno de humildad como todos los que merecen ser ejemplo.

 

 

Read Full Post »

Older Posts »